RUDRAKSHA

Rudraksha es una semilla que nace del árbol Elaeocarpus. Crece en el interior de una fruta parecida a un arándano. Los árboles se encuentran en Malasia, el sudeste de Asia y en el Himalaya en la India y Nepal. Nuestras cuentas provienen de plantaciones sostenibles en el Sudeste de Asia.

 

Son semillas poderosas, ya que se ha comprobado que tiene propiedades eléctricas y magnéticas. Al estar en contacto con la piel, envía impulsos sutiles y vibraciones a nuestro sistema nervioso. Debido a su poder magnético, la semilla de rudraksha también tiene cualidades que actúan como anti envejecimiento, ya que neutraliza los iones positivos y negativos.

Cuando llevamos las semillas de rudraksha obtenemos tranquilidad, paz y concentración. Este tipo de estado es ideal para la meditación, o para las personas que tienen una actividad mental activa. También protege contra las energías y pensamientos negativos.

Hay personas sensibles que enseguida notan sus efectos, pero lo normal es que sientan un cambio positivo a partir de los 40 días, y a partir de los 90 días los cambios son impresionantes.

Rudrasha son semillas producidas de forma natural en árboles, de modo que cualquier persona de cualquier religión o creencia las puede llevar.